Tras los insectos del pasado verano, llega la calma. “The Talk” es una charla imaginaria entre Jackie Kennedy y Marilyn Monroe. “La mitad hedonista de Marilyn repleta de tristeza, resplandor y ansia, conversa con la mitad de una Jackie maquillada de fortaleza, resistencia y templanza”, explica Ana Locking. Dos mujeres de bandera, una mezcla explosiva para una colección equilibrada y fuerte. Suena el “Happy Birthday” más sensual de la historia y… comienza el show.

No te pierdas las imágenes aquí:

Inspiración: la obra del artista conceptual inglés John Stezaker. Un equilibrio entre la sencillez y austeridad (obligada por la crisis) y cierta opulencia (por ejemplo con los grandes collares) y romanticismo. Diana Vreeland, famosa periodista de moda, icono fashion y musa de la elegante modernidad del s.XX.

Colores: rojo coral, rosa coral, azul petróleo, azul marino, oliva, gris, estampado de leopardo y de manchas, negro, blanco y punto “striped”.

Tejidos: organza, crepe, punto de rafia, gasa de seda, escamas de nacar, encaje chantilly en tela de araña…

Tendencias: el volante como exponente de la feminidad (desde una suave línea ondulante hasta que tengan independencia en faldas, mangas y vestidos), siluetas rectas desde la cadera, escotes en la espalda, seductor “oversize”, silueta lápiz…

Zoom a… los accesorios. Importantísimos en la colección: Cinturones en vaquetilla natural y detalles de cuerda trenzada, sandalias con piezas en piel de color por donde se entrecruzan cuerdas (de Castañer para Ana Locking), bolsos en napa y collares y pulseras en resina de poliester inspiradas en híbridos bestiarios y corales naturales.

El detalle: los vestidos de noche han enamorado. Largos y elegantes mezclando tejidos como chantilly y pailletes. Blanco y negro. Bien con pierna a lo “Angelina” o un sexy escote en la espalda. Los tocados también han sido un acierto, rematados con nudos de cuerdas.