Después de “Shock”, la diseñadora debía estar a la altura. Para ello ha buscado la inspiración en la actualidad: “Cannibal no como concepto literal sino cultural”, explica. María Escoté se refiere al mundo de la información, a que unos nos alimentamos de los otros. Como ya hizo en la pasada edición, gran parte de las prendas que acabamos de ver en la pasarela se pondrán a la venta hoy mismo en su tienda online. De los colores flúor de su anterior colección se ha mudado a un mundo lleno de purpurina, lentejuelas y éstampados florales y de caníbales. “Todos los he diseñado yo”, matiza. De hecho, hay uno que simula las interferencias de ese mundo caníbal de información (y sentimientos) o su forma de entender los esqueletos.

No te pierdas todas las imágenes aquí.

Colores: Negro, mandarina, tonos pastel (rosa, amarillo, celeste), dorado, plateado. Estampados florales, felinos, de caníbales y de interferencias (muy psicodélicos).

Tejidos: gasa, seda, algodón, tul, cuero, punto, glitter y lentejuelas.

Tendencias: Lentejuelas de efecto rasgado (cosidas sobre tul), pitillos, faldas y vestidos de tubo, minifaldas tableadas (a lo animadora de instituto norteamericano), variaciones de su mítica chaqueta perfecto (también en chaleco), faldas largas, los cropped tops pasan a ser practicamente sujetadores, y microshorts.

Zoom a… Los zapatos. Vuelve a colaborar con Jeffrey Campbell para crear sandalias con plataforma y hebillas y botines con glitter. Aquí vemos un ejemplo de esa retroalimentación de información: Christian Louboutin primero saca su colección de purpurina, Miu Miu populariza unos botines mitad piel mitad glitter, y ahora vemos la versión de María Escoté.

El detalle: Han salido un modelo y una modelo con el mismo look, pantalones de glitter en negro y jersey plateado. Androginia, unisex.

Front row: Innocence con su bebé de apenas meses, Laura Hayden, Pilar Rubio, Eduardo Casanova, Topacio Fresh, Silvia Superstar.

Imagen: De San Bernardo